sábado, marzo 31

LA VERDAD DEL PATITO FEO

Los cuentos de hadas se parecen a la realidad más de lo que creemos.


En la vida real el Patito Feo al crecer se convirtió en el Pato Feo. Siguió creciendo y entonces fue conocido como el Patote Horroroso. A pesar de las cremas, mascarillas, masajes reductivos, aerobics y cirugías plásticas, su profundo deseo de convertirse en un hermoso cisne se hundió en el despiadado reflejo que le arrojaban las aguas del estanque en el que vivía.
Pero un buen día, el Patote Horroroso se dio cuenta de que aunque era ostensiblemente más feo que el menos agraciado de los cisnes, era también más listo que el más inteligente de ellos. Descubrió también que los cisnes, al igual que todos los animales bellos (como las cebras, los tigres y las rubias bustonas), eran altamente cotizados. Así que se convirtió en su representante. Tras unos meses de arduo trabajo, las contrataciones para ballets, fiestas de XV años y restaurantes gourmet comenzaron a llover. Y como los cisnes estaban más preocupados en cuidar su apariencia personal que en aprender finanzas, para el Patote Horroroso fue fácil negociar muy ventajosas comisiones por representación.
Algunos envidiosos en el estanque lo llamaban burlonamente el Padrote Feo, pero a él nunca le importó: se había hecho más rico que el histérico de Donald (el pato, no Trump) y vivía feliz y satisfecho de ser quien era.
Esta historia nos deja una importante moraleja: siempre habrá alguien más guapo que uno, pero también siempre habrá alguien más estúpido. Los masajes reductivos no sirven.

2 comentarios:

An dijo...

Por ahi adelante ahy otra versión en comic del patito feo, muy entretenida tambien :P un saludo

tu chica yeye dijo...

hahaha esta poca madre tu blog!

La onda de la interactividat

Related Posts with Thumbnails