sábado, septiembre 18

EL SUEÑO DEL PEZ

Dado que acaba de pasar el 16 de septiembre, me pareció que nada sería más adecuado que hacer una reflexión en torno al Día del trabajo. Como no se me ocurrió ninguna, les dejo una bonita anécdota laboral que tuve la oportunidad de atestiguar. Espero les sea de utilidad.

Un SOLICITANTE y un RECLUTADOR se encuentran en la oficina de empleo. El Reclutador tiene en las manos el currículo del solicitante.

RECLUTADOR
Vaya, pues su currículo es impresionante. Me atrevería a decir que usted está en muy buenas condiciones para aspirar prácticamente a cualquier puesto que desee. Dígame, ¿qué trabajo estaba buscando?

SOLICITANTE
Bueno, me gustaría ser General de División.

RECLUTADOR
Oh, estupenda elección. Magníficos uniformes y un inmejorable 
ambiente de camaradería. Déjeme ver.

El Reclutador ve sus listas.

RECLUTADOR
Desafortunadamente, todas las posiciones de General de División están tomadas, pero con gusto le ofrezco Capitán de Multiplicación. No es tan vistoso, pero tiene mucho futuro.

SOLICITANTE
No, no me gusta. ¿Y qué tal Papa?

RECLUTADOR
Veamos. Mhh, no, me temo que el único puesto que tenía ya está ocupado. Pero en vez de papa, le ofrezco zanahoria.

SOLICITANTE
¿Zanahoria?

RECLUTADOR
Sí, utilizar un disfraz de zanahoria para hacer 
un comercial de un rico jugo de verduras.

SOLICITANTE
No, imposible, soy alérgico a las zanahorias. ¿Y agente secreto?

El Reclutador consulta su lista.

RECLUTADOR
Una actividad muy demandada últimamente entre los jóvenes, ¿eh? Desafortunadamente, no hay vacantes de agentes secretos, pero le puedo ofrecer una de agente de ventas.

SOLICITANTE
No. (pensativo) ¿Me dijo que puedo aspirar a cualquier puesto?

RECLUTADOR
Así es.

SOLICITANTE
¿Tendrá alguno de reclutador?

RECLUTADOR
Oh, excelente elección. Es un trabajo muy 
descansado y con pocas presiones.

El Reclutador consulta las listas.

RECLUTADOR
¡Mire, hoy está de suerte! Hay una vacante.

SOLICITANTE
¿En qué empresa?

El Reclutador consulta la información del puesto. Se muestra sorprendido.

RECLUTADOR
¡En esta! ¡Al parecer se trata de mi puesto!

Los dos hombres se miran.

RECLUTADOR
Bien, está usted contratado. Por favor, tome posesión.

El Reclutador se pone de pie, toma su saco y deja el lugar al Solicitante, quien cuelga su saco y se sienta. Tras un momento de silencio incómodo el Reclutador habla.

RECLUTADOR
Me pregunto si no tendrá usted algún empleo que pudiera ofrecerme.

SOLICITANTE
Claro que sí, tome asiento, por favor. ¿Cómo que estaba buscando?

RECLUTADOR
(orgulloso)
¡General de División!

SOLICITANTE
Excelente opción.

El Solicitante consulta sus listas.

Los más sagaces de ustedes se habrán dado cuenta de que el episodio anterior es ficticio. Así es, lo escribimos Lilián y su servidor para un programa de televisión, que bendito sea Darwin, jamás vio la luz, ni las tinieblas, ni siquiera la penumbra. No vio nada. Murió ciego y desamparado.

En otro orden de cosas relativas al Bicentenario, la otra vez soñé con un hombre que soñaba peces. 

Y así.


5 comentarios:

N. dijo...

¡Ay! A mí si me dio risa. ¿Por qué no salió? ¿Qué? ¿Se necesitan más telenovelas o qué?

Saludos.

H-Ek'tor dijo...

También tienen mucho futuro los puestos de Comandante de Resta, Sargento de Suma y Brigadier de Raíz.

Beto Wan Kenobi dijo...

Sigo pensando que lo tuyo es hacer guiones para programas de TV. ¿Hay alguno que sí haya visto la luz?

soyfantomas dijo...

Don Rul, eres la onda. Sin tus posts mi vida no tendría sentido, ya acabó el mundial y bueno, esto me mantiene ocupado.

Lydia dijo...

Hi don, nice blog & good post. overall You have beautifully maintained it, you must submit your site for free in this website which really helps to increase your traffic. hope u have a wonderful day & awaiting for more new post. Keep Blogging!

La onda de la interactividat

Related Posts with Thumbnails