jueves, marzo 25

¡A TOMAR CHOCHOS!

No es raro que la gente en la calle me pregunte acerca de la automedicación responsable. Esto se debe al creciente interés que este tema ha generado recientemente y a que normalmente uso una camiseta que dice: “Pregúntame acerca de la automedicación responsable”.

Existen varios mitos y leyendas negras en torno a la automedicación. Casi todos son ciertos, y probablemente son los que motivaron al gobierno a anunciar el pasado 24 de marzo que a partir de abril ya no se venderán en México antibióticos sin receta. Está acción irresponsable e irreflexiva hace ineludible  iniciar una nueva campaña de concientización social y hacer algunas aclaraciones respecto a este tema. Es por ello que contestaré públicamente algunas de las preguntas que más frecuentemente me hacen.


¿QUÉ ES LA AUTOMEDICACIÓN?

Es el arte o disciplina de ejercer nuestro libre albedrío y elegir los medicamentos que uno quiere consumir, en las dosis que uno desee y en las condiciones que uno prefiera.

¿POR QUÉ DEBO AUTOMEDICARME?

Son más de 200 las razones que los especialistas esgrimen a favor de la automedicación, pero cuatro son las que no son producto de alucinaciones psicóticas:

1. Porque los médicos cobran muy caro y rara vez poseen los conocimientos que proclaman los diplomas que llenan sus paredes. Además suelen ser impuntuales, tener pésima caligrafía y un muy distorsionado sentido del humor. Y porque es una violación a los derechos humanos tener revistas Vanidades del 93 en la sala de espera.

2. Porque nadie conoce tu cuerpo mejor que tú. ¿Cómo alguien sólo porque pasó su juventud destazando cadáveres puede saber si es mejor para ti el Gamibetal o el Galidrin si ni siquiera se ha molestado en preguntarte cuáles son tus gustos, tus sueños, tus pasiones?

3. Porque es seguro hacerlo. Cuando quieres consumir productos dañinos como alcohol, tabaco, café, drogas o los pastelitos Marinela, los eliges libremente. No vas con un “profesional” para que te recete el cocktail que más efectivamente te ayudará a perder la razón en un antro. ¿Entonces por qué habrás de hacerlo cuando se trata de productos saludables y que no harán más que curarte?

4. ¡Porque es divertido! La combinación no planeada de medicamentos representa la posibilidad de experimentar todo tipo de emocionantes sensaciones. ¡Desde una súbita urgencia por evacuar hasta un incontrolable sangrado de oídos, todo es posible cuando uno se deja atrapar por el entusiasmo de la automedicación!

NO TENGO CONOCIMIENTOS DE MEDICINA. INCLUSO REPROBÉ CIENCIAS NATURALES. ¿CÓMO ME AUTOMEDICO?

Es muy fácil. Cuando te sientas un poco enfermo (o completamente sano; recuerda que la mejor medicina es la preventiva) acude a tu farmacia favorita y pide al encargado que te deje ver algunas de las cajas que más te llamen la atención en los anaqueles. Guíate por el color de sus empaques y por lo sorprendente de sus nombres. Como regla, si el nombre suena divertido, muy probablemente su efecto también lo sea. Pero no te engolosines con las cápsulas por más atractivas que parezcan; recuerda que la efectividad está en el equilibrio: procura llevar siempre jarabes, cápsulas y ampolletas intravenosas. Te recomendamos guardar los supositorios para ocasiones especiales, como las gripas de fin de año o los empaches de Navidad.

Los que llevamos más tiempo en esto, usualmente consultamos la Biblioteca Médica Digital de la UNAM. Ahí podrás encontrar todos los medicamentos existentes en el mercado, sus efectos, dosis y contraindicaciones. ¡No vuelvas a gastar tu quincena en una consulta médica!

TÚ TAMPOCO PARECES TENER CONOCIMIENTOS MÉDICOS. ¿DE VERDAD ESTÁS CAPACITADO PARA TRATAR ESTE TEMA?

No. Pero tengo una leyenda en letras pequeñas como las de las medicinas:

Dado que el contenido de este bló ha sido generado bajo los efectos de diversos medicamentos autorecetados, el autor se deslinda de toda responsabilidad respecto a efectos dañinos causados en los lectores por el consumo de medicamentos con o sin supervisión médica.


23 comentarios:

tu chica yeye dijo...

yo namas pago el psiquiatra pa que me de mi receta para mis tachas...

snipers dijo...

jajajaja Don Rul para premio Nobel de Medicina y otro premio instituido por mi ... al mejor sarcasmo y humor fino. Gracias por compartir un poquito de usted con los analfabestias como yo.

Anónimo dijo...

Tu blog es una mierda

rob dijo...

Recomiendo personalmente el abuso del thera-flu ampliamente antes, después y durante la hora de tránsito. Eso, y no la gripa que te tiene despierto, es vida.

r

Felipe dijo...

¿En realidad hacen algo las medicinas?

Según yo eran placebos todos. Nunca me han curado de nada.

Eso sí de que ponen ponen.

(Quiero tener anónimos como el tuyo: acertados, escuetos, sinceros.)

Don Rul dijo...

Sí, qué poca madre. Otros blós elaborados con menos dedicación y pundonor que este tienen anónimos beligerantes, ingeniosos y cargados de odio. A mí en cambio, sólo me toca un pobre diablo que viene a declarar lo que todos ya sabíamos. ¡Chale!

Anónimo dijo...

mentira..a Felipe le encantan sus fans fresas que siempre andan de besa-traseros y tratando de psicoanalizarlo gratis. Todas creen que lo entienden y esperan ser la "elegida". si uno piensa lo contrario, bloquea el comentario...jaja.Yo aplaudo ambos blogs porque hay días que evitan que me dé un tiro en la cabeza por el aburrimiento de vivir fuera del df!

Anónimo dijo...

Callate el hocico vil mugre

Tuputamadre dijo...

Y no olvides que te tengo que cambiar los pañales por que ya los cagaste otra vez.

Don Rul dijo...

¿Que todos los anónimos decentes le tocan a las blogstars? A mí me tocan puros ternuritos: El Maestro Limpio y el Kleen Bebé. ¡No mamen!

MeriAn dijo...

bendita medicina esa al alcance de todos

Saludos postnavideños y abrazos carentes de significado.

KAZETARO dijo...

Siempre a favor de la automedicación responsable. Saludos.

Libradita dijo...

Rivotril para todos!!!

Lilián dijo...

No, Don Rul. Te tengo un método infalible para contraatacar a estos anónimos originalísimos.

Cualquier cosa que te digan, responde con "tú más".

Ejemplo:

"Eres un idiota".

Respuesta: "tú más".

"Eres un zopenco"

Respuesta: "tú más".

Y así ad infinitum, hasta que se cansen.

Bada dijo...

jajajaja... nunca lo habia pensado.. ahora entiendo las "fiestas de farmacos" entre los jovenes adinerados de gringolandia... lo intentaré... de hecho lo haré con antidepresivos y ansioliticos, aprovechando mi profesion... Besos y feliz año. :P

Cuquita la Pistolera dijo...

Adoro tus posts Don Rul. Que lanze la primera piedra aquél que no se haya automedicado ¡faltaba más!

Feliz 2008!!!!!

Muchos saludos

Luis Salazar dijo...

Si seguro, así automedicandote enmascararas tu síntomas de algo grave, para cuando llegues con un medico (esos que odias) vas a tener de 2 sopas:
1. Pagaras más por la atención de las complicaciones ó
2. Te mueres.
Ahora, al punto dos agregale que puede ser un hijo tuyo, si se muere, ¡podrás vivir con los remordimientos toda la vida!. ¡Si de creerte un súper fregón, un fregón con hijo muerto por tu estupidez!!!

MafaldaMex dijo...

Querido Don Rul:
Eres un as de la Psicología inversa. Lástima que no en todos los pueblos se entiende el sarcasmo.

Oscar Chavira dijo...

Creo mi estimado que has casi conseguido el nirvana de tus parodias. Sigue así y serás un Diós Bloguero. Alabado seas.

Freddy dijo...

Sos grande, Rul.

Los anónimos son cobardes, se parecen a los senadores, hasta para ofender hay que dar la cara y tener inteligencia, clase pues, mínimo la primaria.

Me hiciste el día maestro, me reí mucho con esas ideas tan ácidas y de excelente sintaxis, gracias.

Y conste que no pretendo ligarte, jajaja.

Freddy

Fernando Manda dijo...

una buena dosis de morfina lo alivia todo.... pero si no se dispone de ella, con un mejoral-ito basta.

N. dijo...

Don Rul, ¡qué tiernos tus anónimos! A mí me toca puro pretencioso o pura persona que conozco mal disfrazada.

Bueno al tema... ¿Ya contactaste a Amnistía Internacional? ¡Cómo es posible que nos traten de quitar el derecho a auto medicarnos! Tendremos que hacer una de esas tan eficaces campañas tuiteras.

Kyuuketsuki dijo...

Jajajajaja, todo valió la pena: el post y los comentarios de los anónimos, tan tiernos, ellos. Apoyo a uno de tus comentaristas: Don Rul para Nobel de Medicina, por su noble labor de investigación en la automedicación responsable.

La onda de la interactividat

Related Posts with Thumbnails