miércoles, marzo 21

EL SUEÑO

Anoche soñé con un ángel que descendía entre flores y llamas y me susurraba palabras terribles que yo debería escribir para regocijo de la humanidad. Al despertar comprendí que era una revelación, así que me puse a trabajar todo el día en esta ilustración hasta que quedó idéntica al sueño:

No es cierto. En realidad soñé que el señor del camión del gas (que tiene un ojito distraído) me correteaba por la calle llevando en las manos una bolsa de plástico (que yo sabía que contenía un pollo estilo Sinaloa).
Pero hubiera estado chido soñar con un ángel (y más si tiene el cuerpo de Pamela Anderson).
Habrá que empezar a cenar más ligero.

No hay comentarios.:

La onda de la interactividat

Related Posts with Thumbnails