jueves, marzo 15

BENITO JUÁREZ RELOADED

Gracias a don Benito Juárez, el próximo fin de semana los mexicanos nos recetaremos uno de los apetitosos puentes por los que nos hemos hecho mundialmente famosos como uno de los cinco países con menor afición hacia al trabajo. Pero en realidad, ¿qué sabemos de Don Benito?

Casi nada, porque toda la información disponible sobre Benito Juárez se encuentra en libros, lo que la hace poco accesible y difícil de consultar. No obstante, gracias a que pusimos mucha atención en nuestras clases de historia en la primaria y a que en las papelerías todavía se encuentran las utilísimas monografías, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que Juárez sobresalió básicamente por cuatro cosas:


1. Por nacer el 21 de marzo. El hecho de celebrar su cumple el mismo día que inicia la primavera le ganó al pequeño Benito durante su infancia sobrenombres como “reina de las flores”, “mariposón” y “Benito Camelo” entre otros. Estos epítetos lo convirtieron en un hombre carente del sentido del humor y poco afecto al chascarrillo, rasgos que se reflejaron en el rigor con que ejerció el poder y en la cara de pocos amigos que puso cuando le sacaron la foto para el billete de veinte pesos.
2. Por escribir las Leyes de Reforma. Las Leyes de Reforma son el conjunto de normas que regulan las actividades que se llevan a cabo en el Paseo de la Reforma. Gracias a estas leyes, la avenida principal de la capital del país se convierte según se requiera, en campamento de candidatos paranoicos, sala de exposiciones de los más antiestéticos objetos, feria de las flores, pista de desfiles de las refresqueras y sede de las celebraciones adelantadas por todos los campeonatos de futbol que algún día ganará la selección nacional.

En la foto un grupo de turistas ecológicos acampan en Paseo de la Reforma cobijados por las Leyes de Reforma (y por unas casas de campaña chinas que a la primer lluvia valieron gorro).

3. Por inventar el Liberalismo.
El Liberalismo es aquella corriente ideológica, política y social que permite a los jóvenes no bañarse, no lavarse los dientes, oír su iPod todo el día y hacer lo que se les dé la gana.


En la foto un joven filósofo liberal se fuma un fragmento del césped que crece a la sombra del Hemiciclo a Juárez.

4. Por escribir frases célebres. Se cuentan en su haber más de diez, entre las que destacan las siguientes:

  • “Entre los individuos, como entre las naciones el derecho al respeto ajeno es la paz”.
  • “Aunque ándemos con copas no nos fáltemos al respeto”.
  • “Tu problema mijito, es que confundes libertad con liberalismo.”
Pero Benito Juárez se destaca sobre todo por tener el look más desangelado de toda la historia mexicana. Su peinadito de queso Oaxaca y su carita de estreñimiento crónico lo hacen el más jocoso de nuestros próceres (y eso que Hidalgo, Villa y Carranza no eran precisamente modelos de Versace).

Está perfectamente documentado en un libro cuyo título me reservaré, que cuando era un joven universitario, cierto día que alguien se estaba burlando de él llamándolo sarcásticamente Benito el Bonito, Juárez levantó su dedo y declaró con voz de trueno: “algún día voy a ser famoso y le van a poner mi nombre a 960 calles, 23 colonias y una delegación de la Ciudad de México y a un montón de ciudades, municipios, parques, escuelas, plazas y centros deportivos en todo el país. Van a ver, ojetes”. Acto seguido se puso a escribir furiosamente frases célebres y leyes para que cualquier mexicano esté o no en su sano juicio pueda cerrar Reforma siempre y cuando se le dé la gana.

Lo que resulta inexplicable es por qué en ese momento de lucidez Don Beno no se dio cuenta de que además de su nombre, se iba a utilizar su imagen con el mismo entusiasmo. Y que su carita de monaguillo pellizcado iba a acabar en el Hemiciclo, en dos estaciones del metro, en los libros de texto, en un montón de cuadros, estampitas y estampillas, en el billete de veinte varos y en el 63% de todas las estatuas no pornográficas de nuestro país. Y que en todas iba a salir dando lástima. Un hombre con más visión de estado se hubiera dado cuenta del estado lamentable que guardaba su imagen y le hubiera llamado de volada al Alfredo Palacios de la época para que le fabricara una imagen de héroe como debe de ser.

Hoy gracias a su falta de patriotismo (y a la ausencia de escultores con escrúpulos) nuestro país se encuentra infestado de estatuas y monumentos a Benito Juárez que han causado un brutal incremento en el número de niños que requerirán atención psicológica por el resto de su vida.
Aquí un grupo de respetables ciudadanos exigen respetuosamente (tras tomar la tribuna con machetes, trompetas y un lanzagranadas casero) al Presidente de la Cámara de Diputados que se apruebe una ley que obligue a Benito Juárez a hacerse una cirugía plástica póstuma.

Entre todos estos monumentos a la falta de educación artística en México, destaca la Cabeza de Juárez, que desde la perspectiva estructuralista arquitectónica puede bien definirse como una colosal cabezota de Don Benito. La obra se encuentra en la delegación Iztapalapa y para mayor oprobio es un museo (que puede consultarse AQUÍ).
¿Sabías qué?
La Cabeza de Juárez fue inaugurada el 21 de marzo de 1976 y menos de un año después fue decretada por la UNESCO como la obra escultórica más horrenda de la historia.

¿Sabías qué?
En 1979 el gobierno de los Estados Unidos puso en órbita el primer satélite capaz de tomar fotografías desde el espacio exterior. Cuando en la Casa Blanca vieron la fotografía de la Cabeza de Juárez, amenazaron con bombardear la delegación Iztapalapa si no era derribada de inmediato. Para que el ataque no se llevará a cabo, se tuvo que firmar un acuerdo en el que México aceptaba transmitir Mi bella genio por los siguientes 46 años.
¿Sabías qué?
En noviembre de 1988 el pintor Salvador Dalí visitó la Ciudad de México. Las autoridades culturales de aquella época consideraron que era una magnífica idea llevar al catalán a ver la Cabeza de Juárez. Estupefacto ante el monumento, Dalí sólo alcanzó a exclamar con su inconfundible acento: “¿qué mierdas es esto?”. Salvador Dalí murió el 23 de enero de 1989. Muchos aseguran que la visión del Benemérito de las Américas menguó irremediablemente su ya de por sí endeble salud.

MEDIA NEURONA agradecida por los innumerables días de asueto que nos heredó Don Beno, sugiere una nueva imagen para el héroe que sin dejar de ser mexicanísima, seguramente resultará menos violenta para el sentido de la vista, que la que actualmente ostenta.

Se puede argumentar que a estas alturas es inútil tratar de mejorar la imagen de Don Beno. Es cierto, pero total, estamos en puente.

5 comentarios:

Yoshimar dijo...

Eso de la UNESCO es verídico?

Oscar Chavira dijo...

Muy estimado colega bloguero:

Por menos de lo que tu escribiste otra mente preclara y adelantada a su tiempo fue cesada de su emisión. Me refiero a Manuel "El Loco" Valdéz que a falta de blogs e internet tenía una emisión nocturna para desahogar sus inquietas reflexiones.

Ruego que el CISEN no de con este blog y que la Patria perdone tus faltas para con sus hombres ilustres.

Pero lo anterior es lo menos. Teme las represalias de la izquierda mexicana, puesto que le faltaste el respeto a su mas grande caudillo redentor.

Sugieron atrincheramiento y redoblar la vigilancia en las atalayas de tu guarida.

PD. antes de que me pregunten lo de Manuel Valdéz es verdad.

ge zeta dijo...

Jaja. Qué buen post.

Yo no sabía todo eso de Benito Juarez. Robemos Cabeza de Juárez para ponerla en Reforma. en la Glorieta donde está la Palmera. Bueno no, mejor no.

Saludos.

ge zeta dijo...

Pos será cierto lo de El Loco Valdez pero ñe.

Hein? dijo...

.

Hilarante ciertamente.

Lo del loco Valdez es cierto, se le ocurrió hacer el chiste de "¿Quién es el bombero más famoso de México? Pues Bomberito Juarez". Acto seguido, cortaron la transmisión en pleno programa en vivo.

Pero mñeh... aun blog no le hacen nada (espero).

.

La onda de la interactividat

Related Posts with Thumbnails