domingo, enero 28

F.U.M.A.


Desde muy pequeños nos han bombardeado con enérgicas consignas en contra del uso de las drogas. Padres de familia, maestros y productores de ron invierten mucha energía en instrumentar una permanente campaña para alejar a los jóvenes de la tentación de probar la marihuana. Según estudios recientes, el mayor logro de esta campaña radica en que los jóvenes que deciden experimentar esta hierba (el 98.2% aproximadamente) ya no golpean a los que optan por abstenerse y se limitan a llamarlos “mariquitas” y hacerles la ley del hielo.
Este resultado tiene una simple pero contundente explicación: los mexicanos tenemos una profunda conciencia social. Sabemos que el narcotráfico constituye la principal actividad económica de este país y que de no ser por el cultivo, procesamiento, distribución y consumo de las drogas miles de mexicanos estarían desprovistos de empleos y de obra pública. Si bien es cierto que el uso de estupefacientes conlleva ciertos riesgos para la salud, es de todos sabido que con excepción del trabajo y el Chupacabras, los mexicanos no le tememos a nada. Si el desarrollo del país implica sacrificios, debemos afrontarlos. Si queremos que en México se sigan construyendo escuelas, hospitales y estudios de grabación de música grupera debemos poner nuestro granito de arena y empezar a darle el golpe al progreso. Por eso, la próxima vez que percibas el inconfundible hornazo del desarrollo económico no dudes en gritar: “pasa la bacha, brother, esta va por México”. Después de todo, es eso o empezar a pagar impuestos.

¡Únete a la campaña y pide ya tu camiseta!

No hay comentarios.:

La onda de la interactividat

Related Posts with Thumbnails