viernes, enero 16

YA PUSO LA MARRANA

Si algo me recuerda mi infancia es el sabor del resistol blanco, la sensación de despertar mojado y oliendo a orina y la expresión “ve a ver si ya puso la marrana”. Cuando era niño escuchaba tanto esa frase que por mucho tiempo creí que era todo lo que podían decir los adultos. Bastaba que me acercara a alguien y le hiciera una pregunta o comentario para que instantáneamente le surgiera una inaplazable urgencia por saber si la marrana había puesto o no.

Yo de naturaleza diligente, cada que escuchaba la orden, invariablemente salía corriendo preso de una gran confusión y desánimo, ya que no sabía a dónde dirigirme y me daba muchísima vergüenza confesar que no estaba capacitado para obtener ese tipo de información.

Así que lo que hacía era sentarme en un rincón y pasar horas cavilando sobre el tema: ¿Es la marrana un cerdo de sexo femenino o sólo el nombre o el apodo de una persona? ¿Dónde está la marrana? ¿Qué es lo que tiene que poner? ¿Por qué es importante saber si ya puso?

Debo de reconocer que nunca encontré respuestas satisfactorias y con el tiempo sepulté estas preguntas en la indiferencia junto con las dudas en torno a la virilidad de Santa Claus, a la higiene del ratón que manipula los dientes y a la honestidad de los reyes magos, que siempre me parecieron fayuqueros de Tepito.

Con el paso del tiempo la enigmática frase fue sustituida por otras más acordes para mi edad, como: “¡Lárgate!”, “¡Fuera de aquí!”, o “¡Entiéndelo, asumimos que eres nuestro hijo, pero eso no quiere decir que queramos tenerte cerca!”. Pero estas divagaciones sólo constituirían recuerdos carentes de interés (incluso para el psicólogo que me cobra $600.00 por cada hora en que finge escucharlos), de no ser porque hace algunos días cuando cortésmente le pregunté a alguien acerca de la labor que realizaba, esta persona me lanzó la fatídica frase: “¿Por qué mejor no vas a ver si ya puso la marrana?”. Por supuesto me quedé atónito. Y pensé lo que hubiera pensado cualquiera: “¿Aún vive la marrana? ¿Todavía no pone? ¿Por qué? ¿O son muchas marranas, una legendaria estirpe porcina dedicada a poner?”.

En un principio me eché a llorar apabullado por el recuerdo de mi infancia. Pero pronto me di cuenta de que ya soy un hombre hecho y casi derecho (estoy un poco pandeado), que ya casi no como resistol blanco y que amanezco empapado en orín muy esporádicamente. Así que decidí hacer algo por mí y por toda la gente que se ha visto afectada por la frase y sus consecuencias.

¿Qué?, me pregunté. Un site, estúpido, me contesté. No me digas estúpido tú también, me reclamé. Tienes razón, lo siento, me disculpé. E inmediatamente después me dispuse a diseñar el siguiente site:

www.yapusolamarrana.com

La gran virtud de esta página web será que cualquier persona en cualquier lugar del mundo podrá entrar y gratuitamente consultar en tiempo real si la marrana ya puso o no. ¡Adiós a esas largas horas buscando a la puerca!

Pero eso no es todo, el site ofrecerá al visitante innumerables servicios adicionales como:
  • Chat con la marrana;
  • Webcam que permitirá transmitir en tiempo real el momento en que la marrana finalmente se decida a poner;
  • Protectores de pantalla con la marrana haciendo yoga;
  • Tonos para el celular con la marrana chillando;
  • Foro de discusión acerca de las diversas cosas que a la gente le gustaría que pusiera la marrana (un austriaco propuso no sin humor un puesto de carnitas).
  • ¡Y muchas sorpresas más! (que como todos sabemos es sinónimo de “Y ya”).
Como el éxito que prevemos es inconmensurable, ya estamos planeando la versión para niños:

www.tenmeacá.com

Nota: Orita no le estén picando. Yo les aviso cuando el site esté listo. Nomás falta que logremos que firme la marrana.

13 comentarios:

CÓNCLAVE dijo...

Ah, jajaja, cómo serás cabrera. Te faltó incluir EL SERVICIO DE SMS CADA QUE PONGA LA MARRANA, para que así estemos bien al tiro.

Saludos.

Libradita dijo...

dime don rul ¿habrá blog? la marrana nos contará lo que se siente saber que todo el munod esté pendiente si ya pusiste o no?
No puedo esperar y ya!!

Pequeña Saltamontes dijo...

¡Hey! ¡Qué buena idea!

Sugiero que haya marrana también en Twitter ¡sería un éxito rotundo!

An dijo...

la versión en galego sería...nen,vai rañala...lo que a corta edad puede ser frustrante. Saúdos e apertas.

Bada dijo...

jajajaj gracias, me alegraste el dia... de hecho yo buscaba a la muchacha de mi abuela cuando me decian k viera si habia puesto la marrana... no era por ogt, realmente no sé ni por que era...

checo_motoneta dijo...

jejej chas me acabas de revivir un trauma de mi infancia, al igual que muchos siempre que nos decian esa frase nunca logramos concebir en imagen u en concepto dicha frase,,, y creo que tambien me retiraba a un lugar apartado a meditar... tambien te sugiero un canal en el youtube, de !!!ya puso la marrana!!!

checo_motoneta dijo...

tambien sera un trauma de ese dicho la celebre frase del hijo de la canaca de "me amarraron como puerco"???

mergas...

rob dijo...

Está disponible www.yapusolamarrana.com, sí te lo avientas? Patrocinado por el Partido Surrealista Mexicano, quedaba más!

Échame un grito si se te ocurre algo.

r

Efímera dijo...

Yo no sabia lo que era el "tenmeaca", lo juro!

Blogger Pechocho dijo...

Wey, no has reparado en algo muy importante en el problema de por qué no puso ni ha puesto y seguramente nunca pondrá la marrana: te enfocas mucho en la pobre cerca cuando quizá el problema radica en el marrano...
Házle al veterinario y chécale sus genitales.

Pucca dijo...

No más niños confundidos!!! Claro! a mi también me mandaban a ver si ya había puesto la marrana pero también me mandaban a ver que hora era en la catedral de Moreliz.

Con eso si me ponía a llorar, porque era muy lejos.. vivíamos en Sinaloa!!!

Sirena de mentiras dijo...

En Costa Rica se usaba "andá a ver si la rana echó pelos" ¿qué tal? eso suena mucho peor ¿no? debe haber causado muchos problemas sexuales... se me ocurre... no sé... ¿vas a hacer el sitio? pienso que los niños de ahora, inmediatamente van a buscar en google y sería bueno que encuentren orientación de personas como vos.

Zazenpan dijo...

Ah, esa frase no tenía sentido, ¿qué chingaos va a poner la marrana? Es decir, cuando a un adulto se le preguntaba acerca de lo que iba a poner la mentada marrana la mayoría no contestaba y los que si, nomás decían ¡huevos! algo más fuera de la realidad aún.
Me imagino que en realidad ese era el truco de la frase, que por más que uno tratara de encontrarle sentido en realidad no lo tenía y de eso se burlaban los adultos "ah qué chamacos tan pendejos, nos creen todo".

La onda de la interactividat

Related Posts with Thumbnails