miércoles, mayo 9

EL DÍA DE LA MADRE (1 de 2)

Los Padres Fundadores estaban sentados en un enorme salón cubierto de caoba en una de sus intensas sesiones de fundación de la Madre Patria. Acababan de decidir que la época prehispánica terminaría justo con la llegada de los españoles, y para celebrar lo atinado de su conclusión fumaban puros y bebían brandy con gesto circunspecto.

Súbitamente uno de los Padres Fundadores, tal vez inspirado por la ingestión de digestivos, exclamó arrebatado:

–Hace falta un día para voltear la ciudad patas pa’ arriba, abarrotar los restaurantes y los Sanborn’s, e incrementar en un 250% el precio de las rosas rojas.

–¿No era para eso el Día del Amor y la Amistad? –preguntó otro de los Padres que ya estaba un poco senil y se olvidaba de todo.

–No, con ese se trataba de abarrotar los hoteles de paso e incrementar el precio de los globos con forma de corazón –aclaró con paciencia otro de los Padres.

Alguien sugirió entonces instituir el Día de la Concubina, la Amante y la Querida, pero la idea se desechó de inmediato por razones obvias. Así que tras unas horas de cavilaciones se decidió promulgar el Día de la Madre. Todos fingieron estar entusiasmados con la idea para que no se dijera que no tenían madre. Cuando se hubo de definir la fecha, se propusieron junio, julio o agosto ya que no había fiestas que celebrar en esos meses. Pero uno de los Padres Fundadores se acarició sus largas barbas blancas y dijo en tono grave:

–No sean güeyes, esos meses no sirven, porque los niños están de vacaciones, y en la escuelas no se podrán tomar un día para hacerle el desayuno a las mamás y otro para que descansen las maestras-madres. Ni podrán pedir dinero a los padres para el regalo de la madre y hacer que los niños dediquen horas a fabricar espantosas porquerías que las madres habrán de guardar indefinidamente so pena de dañar irremediablemente la autoestima de los pequeñines. Hay que hacerlo en mayo. Total el mes ya está lleno de celebraciones, una más ni se va a notar.

–OK –dijeron a coro los demás que lo que querían era acabar esa sesión y largarse a su casa.

Así fue como nació el Día de la Madre.

¡Felicidades!

2 comentarios:

o_Ô --» ? dijo...

Ja Ja Ja

Que cosas...

Goma Rosa dijo...

buen texto..buena reflexion..jaja
gracias x pasar x mi blog..ygracias x tu tolerancia bloguera!

La onda de la interactividat

Related Posts with Thumbnails